Principal Arriba Detalles del Libro

 

 

Principal
Arriba
Detalles del Libro
 

 


LIBRO DE ARTISTA

 

Estoy yendo por las calles quilmeñas hacia el último fondeadero que fue durante seis años esa nave en tierra llamada “Zona de Arte”, un espacio de encuentro y descubrimientos para quienes hasta allí llegaban, un espacio abierto que, como corresponde, se cerraba encriptado en el alma. Capitana absoluta que guió ese ‘recorrido’, Gabriela Alonso. Muchos puertos –reflexiono- fueron tocados en ese deambular, guiados por una tripulación que no ahorró esfuerzos en sus producciones. Seguramente adornan hoy las paredes de la nave que transitó el tiempo, las imágenes y las palabras, capturadas tecnológicamente, que conforman la memoria del camino recorrido, huellas entrañables. Allí están, con sus Performances, Festivales, Poesía Visual, Objetos, Arte Correo, Arte Urbano, por ejemplo: Graciela Gutiérrez Marx, Richard Martel, Marcelo Aguilar, Nelda Ramos, Fernando Polito, Sergio Fernández, Ignacio Mendía, Gisella Muñoz, Mónica García, Javier Del Olmo, Gabriel Sasiambarrena, Mariana Ferrarotti, Claudio Mangifesta, Andrés Robledo, Norberto J. Martínez, Alejandra Bocquel, Andrés Garavelli, Alejandra Bagolini, Graciela Pereda, Graciela Ciampini, Calixto Saucedo, Louis Danjou, Federico Vázquez Villariño, Fabián Zanardini, Néstor Tellechea, Lionel Zanarini, Flavio Paravisi, Claudio Braier

Continúo mi camino por calles de un otoño que conozco, tapizadas de familiares hojas oxidadas, y no puedo dejar de pensar en el compañero paseante de las antípodas. Siento que en alguna hora mis pies se reflejarán en el espejo viviente de sus pasos. ¿Pasarán por su cabeza, allá en la China, las mismas inquietudes que pasan por la mía, habitante de un lugar periférico y distante? ¿Sentirá también él la necesidad de abolir lejanías y fundar fraternidades como fue “Zona” en este sur del sur bonaerense que somos los quilmeños? ¿Tendrá también él esta necesidad de alcanzar un centro con alguna parte de su ser? ¿Es este deambular por las calles que conducen a “Zona de Arte” una forma de anudar los hilos dispersos de la realidad? ¿Los centros no son el impulso para nuevas periferias? Quizás las preguntas más fértiles son las que carecen de respuesta y refulgen con la pureza de su puro preguntar. De un preguntar que genera proyectos y realizaciones, un lugar de fusión, de comunicación y expresión, de búsquedas, de individualidades fugazmente fundidas en la pluralidad de la vivencia y arrojadas luego al vacío del inevitable silencio.

Aquí está la puerta de este espacio en el que, durante estos últimos seis años se ha alzado una fortaleza, me digo, donde sus moradores transitaron y habitaron una ‘casa’ construida con encuentros y pérdidas, certezas y dudas, acciones efímeras que se prendieron para siempre en la íntimidad de realizadores y participantes. Esa fecunda masa de contradicciones que, si alimenta y tortura al hombre, mucho más lo hace con el artista. Otra vez me surge la idea del doble, del alter ego, de esos fantasmas y realidades donde la individualidad se extravía por las rutas de las convergencias.

Me pregunto si no serán las puertas del extravío, las que inician el viaje incierto, motivante y agotador. Un viaje comenzado en el hervor del entusiasmo y concluido con una satisfecha melancolía que abraza a quienes por aquí pasaron durante los años sin medida de su actividad.

Entonces surgen las preguntas referidas a la orfandad, la exclusión, el desamparo. ¿Qué institucionalización posible cobijó el proyecto? ¿Qué aparato burocrático le dio cabida? ¿En qué repartición se oyeron los ecos de tantas voces? ¿Cuál fue la devolución a tanto esfuerzo? El silencio ominoso y vacío, como un eco muerto, responde.

La nave ya compuso sus propias latitudes. Cansada de una estela donde las trayectorias se encabalgaban nutridas de sí misma, agotó sus recursos. Falta de alimentos y combustible detiene su andar. Pero antes de desaparecer tragada por la ola del tiempo, da esta última embestida.

 


 

Principal ] Arriba ] Detalles del Libro ]

Envíe un mensaje a carlos_baigorri@yahoo.com.ar con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2009 Profesora Lidia Castellini